X
ImagenTip
bb

bb mundo


1 fotos
Tip de 10 Tips para ir al súper con tu hijo
bb mundo
Receta de 10 Tips para ir al súper con tu hijo
Tip
Ver todas las fotos

10 Tips para ir al súper con tu hijo

Ir al súper con los hijos luego puedes ser complicado y hasta un como cansado, por lo que nos gustaría compartir contigo nuestros mejores tips para ir al súper con tu hijo.
bb

bb mundo


Imprimir
Cerrar Video
X
10 Tips para ir al súper con tu hijo
Ir al súper con los hijos luego puedes ser complicado y hasta un como cansado, por lo que nos gustaría compartir contigo nuestros mejores tips para ir al súper con tu hijo.

Paso a Paso de : 10 Tips para ir al súper con tu hijo

1
1. Cubre los aspectos básicos

No puedes dejar las cosas al azar pues siempre se pueden presentar imprevistos, así que el primer paso es planear la salida: no lo hagas precipitadamente, y sin los elementos fundamentales que requiere como pañales, leche, toallitas húmedas, etc. Lleva un juguete o libro para que no se aburra. Otra cosa importante que debes considerar es nunca ir cuando tenga hambre, esté enfermo o cansado.
2
2. Haz una lista

No la hagas hasta el último momento pues lo más seguro es que olvides algo y no servirá de nada. Es preferible que durante la semana tengas una hoja pegada en el refrigerador, y conforme notes que tu despensa se va vaciando, escribas lo que debes comprar. Enlístalos por categorías, por ejemplo: productos de limpieza, frutas y verduras, congelados, latas, cereales, agua y refrescos, etc. Con esto, ahorrarás tiempo y evitarás pasar más de una vez por el mismo pasillo, e incluso, regresar a la tienda por algo que se te olvidó.
3
3. Organízate

Trata de acudir siempre a la misma tienda para familiarizarte con el acomodo de los estantes, las instalaciones y los horarios. Además, prefiere una que esté cerca de tu casa para que no pierdas tiempo en trasladarte. Establece un día y una hora convenientes para ir, y trata de apegarte a esa rutina lo más posible, con el fin de que se vuelva una costumbre familiar y no un evento aislado.
4
4. Involúcralo

El súper tiene un ambiente singular que puedes usar a tu favor para estimular sensorialmente a tu hijo. Aprovecha que es curioso por naturaleza y le gusta tocar, jugar y explorar su entorno, así que busca las oportunidades para que lo haga. Por ejemplo, puedes atraer su atención hacia los colores y formas de las diferentes frutas y verduras; preguntarle el nombre de ciertos artículos, dejar que toque aquellos que son inofensivos, hacerle notar ciertas texturas, sonidos, olores, figuras, o simplemente pedirle su opinión sobre lo que les gustaría comprar. En caso de que sea más grande pídele que te ayude a tomar algún producto de los estantes y que lo ponga en el carrito. El objetivo es que se sienta incluido en la experiencia de compra.
5
5. Enséñale

No des por hecho que sabrá cómo comportarse dentro del establecimiento. Sé consciente de que para cualquier niño es un escenario nuevo, y es lógico que quiera toca, correr, observar las cosas, etc. Por lo que es tu labor enseñarle a portarse adecuadamente desde la primera vez que acudan. Habla con él y hazle notar cómo actúan las personas a su alrededor. Es fundamental que seas paciente pues posiblemente se lo tendrás que repetir una y otra vez.
6
6. Ve preparada

Es muy posible que al verse rodeado de tanta comida, tu hijo quiera abrir un paquete de galletas y comérselas. Para evitarlo, lleva tu propia dotación de snacks y de líquidos, sólo cuida que sean ligeros, fáciles de transportar y que no se derramen al primer movimiento brusco. Algunas ideas que te pueden servir son: cereal, galletas, jugo en un vaso que se cierre herméticamente, cubos de queso, etcétera.
7
7. Evita tentaciones

Con esto nos referimos a que hagas todo lo posible por no pasar por ciertos pasillos que sabes que pueden provocar que se vuelva loco. Por ejemplo, no vayas al de los dulces si sabes que no debe comerlos, lo mismo ocurre con la sección de juguetería.
8
8. No hagas berrinches

Si te hace una rabieta en medio del pasillo central o mientras esperan en la fila, no le sigas el juego y mucho menos hagas un berrinche. Lo peor que puedes hacer es ponerte a discutir, gritarle, jalonearlo o amenazarlo. Tampoco te decimos que los ignores ni abandones ahí, lo mejor es que intentes calmarlo pero manteniendo el control de la situación, la compostura y mostrándote serena.
9
9. Vigílalo

Así como el súper puede ser un lugar bueno y agradable también puede tener sus peligros, especialmente para los más pequeños e inquietos. Por ello, procura no perderlode vista ni permitir que se separe de ti. Tampoco dejes que se pare dentro del carrito (ya sea que esté estacionado o en movimiento), que juegue a empujarlo o a hacer “carreritas” con otros compradores, ni que corra por los pasillos. No le digas un “no” rotundo pues así nunca entenderá, explícale que puede lastimarse o herir a otros.
10
10. Premia su buen comportamiento

Si se ha portado excepcionalmente, antes de llegar a la caja dile lo bien que se portó y deja que elija un regalo como recompensa. Pero recuerda hacer lo contrario si se porta mal: por más que te ruegue, no le compres nada. De esta forma, aprenderá las consecuencias de portarse mal.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD